Quizá este blog desaparecerá en unas semanas, o quizá me anime y escriba. Antes he querido rescatar este artículo al que llevaba meses dándole vueltas y que es producto de tiempos mejores.

Pese a que el BDSM, como subcultura, vino hombro con hombro con el movimiento Queer y las libertades civiles que luego no lo fueron tanto (y de ahí ese crossover entre cueros y cadenas y látigos y tal) lo cierto es que no disfruta ni de lejos de la visibilidad, y no hablemos de la aceptación, de cualquiera de las siglas de la comunidad lgtbi.

El BDSM no parece estrictamente una orientación sexual, sino una colección de parafilias que de alguna forma, gracias principalmente a apreciables artistas de dudosas tendencias morales, se acabaron rodeando de un cierto halo de romanticismo decadente que las separó de la ruda vugaridad.

El morbo y el hedonismo, y el carácter ritual y poco ético, sobre el papel, de las relaciones de intercambio de poder han contribuido a mantener a la comunidad BDSM en una suerte de underground eterno.

Internet supuso la democratización de la información y las temáticas BDSM llegaron al gran público, si bien como excusas argumentales de libros o películas y reduciendo esas mismas temáticas a modas picantes para mayor gloria de la industria de las esposas con peluche.

Y en estos tiempos de post-verdad y post-sumisión, donde nada es lo que parece y nada importa y todo es sustituible, ha habido un repunte de personas interesadas en el BDSM o que quieren explorarlo.

De ahí han surgido nuevos roles y relaciones, y tras esta introducción de abuelo cebolleta paso a enumerar algunos conceptos, nuevos y antiguos, y que son propios del BDSM o afectan a su concepción. Algunos están en inglés, y no sé si tienen una traducción generalizada en castellano.

La esperanza es que sirva como una pequeña y rápida referencia en estas junglas que atravesamos, y también un poco para darnos cuenta de dónde estamos metidos. Espero disculpen mi sarcasmo general, que entiendan que esto es una visión personal que y si tienen alguna duda concreta no duden en ponerse en contacto conmigo.

  • Brats: La parte bottom tiene comportamientos propios de un retoño más o menos malcriado ante la autoridad del Top. A menudo se usa como provocación consciente o parte de una escena de disciplina o roleplay.
  • Middle: La parte bottom se dota de un «espacio mental» en el cual se comporta como un preasolescente de ocho a doce años, con toda la alegría que ello conlleva.
  • Babygirl / Babyboy: La parte bottom se comporta como un bebé o alguien de corta edad, expresándose con balbuceos y rellenando cuadernos de colorines.
  • Ageplay: De lo anterior, se deduce una dinámica con roles basados en la edad que a algunos les pone la piel de gallina pero es usada muchas veces en escenas de profesor/alumno, padre/hijastra, etc.
  • Sugarbaby: Es como Lolita, pero al final Humbert Humbert le pone un piso a la niña en lugar de sumirla en la miseria. Hay pocos Sougarbois.
  • SugarDaddy: Es como Lolita, pero al final Humbert Humbert consigue que Lolita le invite a su Instagram privado, quizá para descubrir que es un hombre. Hay pocas sugarmommies.
  • ABF / Adult nursing: Dar el pecho entre adultos. Muchas veces se considera un acto de Dominación por parte de quien ofrece sus pechos, pero en mi opinión no tiene nada que ver. Hay también fetichistas de la leche materna y bastante movimiento alrededor de la lactación forzada.
  • Pet play: La parte bottom adopta el rol de una mascota o animal hasta el grado deseado (por ejemplo, puede dejar de hablar, comer en un cuenco, llevar correas, cascabeles u objetos propios de una mascota, etc).
  • Kitten play: Tremendamente popular en la época entre sumisas femeninas, la parte bottom adopta el rol de un gato o gata. Es normalmente la forma más suave y sencilla de pet play.
  • Dog play: La parte bottom adopta el rol de un perro o perra. Implica más disciplina que su contraparte gatuna y un trato quizá más rudo.
  • Pig play: De la mano de la humillación, la parte bottom adopta el rol de un cerdo. Es quizá menos literal en su juego de rol y posee un componente de humillación mental más acusado que las anteriores. Muy popular entre masoquistas mentales y especialmente entre los bottoms con cierto sobrepeso.
  • Hucow / Cow play: Otra variante del pet play, que se centra el en rol de vaca lechera. Posee unos rituales particulares (como el ordeño a mano) y por su naturaleza se presta, al igual que el pig play, a situaciones de reclusión y dinámicas algo más extremas.
  • Princess: Como las sugarbabies, anteriormente mencionadas, pero con listas de Amazon más largas y un concepto de sí mismas poco modesto.
  • Tickling: Juego o dinámica basada en las cosquillas, a veces como verdadera tortura y con aterradas víctimas inmovilizadas.
  • NB: Orientación sexual que indica que no se es masculino ni femenino, sino todo lo contrario.
  • ABDL: Relacionado normalmente con las formas más extremas o trabajadas dentro de dinámicas DD/lg supone el uso de pañales por la parte bottom con todo lo que lleva implícito.
  • Sadosaurio: A veces un término derogatorio. Se refiere a los practicantes de BDSM con tendencia a las dinámicas más tradicionales o de la «vieja escuela», con protocolos o juegos más elaborados, o que no comparten la cultura de la inmediatez que se va instalando en el ramo. Mucho me temo que soy uno de estos.
  • Sumision Corto y al pie. El control sobre cualquier esfera de sí mismo/a que una parte que se siente bottom cede explícita y voluntariamente a una parte que se siente Top, bajo una serie de términos pactados y límites.
  • Esclavitud La cesión del control se convierte en total y absoluta y se eliminan esos limites a discreción del Top. Pero no se eliminan los términos pactados. Ni la sumisión ni la esclavitud (ni la dominación) suponen nada más que la voluntad libre de los que la aceptan, y si esa voluntad no existe debe ser respetada.
  • Bimbo / Bimbofication: Práctica de transformación que aspira a que la parte bottom adopte un aspecto y actitud concretas. Si bien el modelo original era el de la pinup tradicional (algo a lo Jane Mansfield) la verdadera definición del término sería la serie de Playboy de los 90 y el modelo de Barbie americana (Pamela Anderson, Erika Eleniak o cualquier Vigilante de la Playa). En la parte física se usa intensivamente la cirugía estética y se acompaña de una parte mental que aspira a alcanzar un estado de «rubia-tonta-juguete-sexual». La bimbofication ha evolucionado mucho y ahora hay bimbos de todas formas y colores, rubias, morenas, pelirrojas, asiáticas, negras y hasta inteligentes.
  • Dollification: Relacionado con la bimbofication, es un paso hacia la objectificación de la parte bottom. Caracterizado como un muñeco o muñeca, la parte bottom suele mantenerse inmovil e inerte durante el juego.
  • Momificación (Mummification) Inmovilización parcial o total de partes del cuerpo del bottom, normalmente mediante la compresión a lo momia. A niveles extremos puede ser un juego emocionalmente muy exigente.
  • Privación sensorial: La parte bottom ve anulados alguno o todos sus sentidos de percepción. Desde habitaciones oscuras, antifaces, auriculares con música, hay múltiples aplicaciones para conseguir un efecto de desorientación y disociación de la realidad.
  • DD/lg Dinámica en la cual la parte Top adopta una actitud paternal hacia la parte bottom, que enfoca su sumisión hacia un rol que busca protección y una liberación de responsabilidades «adultas», por llamarlo así.
  • CNC: Consentimiento no consentido. Aparentemente una contradicción, se refiere al tipo de juego donde Top y bottom tienen la suficiente complicidad y confianza como para desarrollar dinámicas violentas, extremas o emocionalmente muy intensas.
  • Rapeplay: Un buen ejemplo de CNC la simulación de una relación sexual forzada entre el Top y el bottom, en cuyo desarrollo se pueden dar situaciones de violencia o humillación que se escapen de lo comunmente consensuado.
  • Raceplay: Otro posible ejemplo de CNC, supone la humillación del bottom con tratamientos vejatorios basados en su raza, tanto verbales como físicos. Curiosamente popular en ambos sentidos entre negros y blancos en Estados Unidos.
  • Subspace: Estado o espacio mental parejo al trance o la disociación que algunos bottoms (y algunos Tops) desarrollan temporalmente ante situaciones emocionales intensas. Hay un excelente artículo sobre ello en este mismo blog.
  • Healslut: En los juegos multijugador, donde varios jugadores escogen un personaje y participan juntos en algún tipo de aventura épica (World of Warcraft, Guild Wars, esa clase de juegos) un Healslut es un personaje creado exclusivamente para servir al resto recuperando su salud. Es una forma de sumisión curiosa, cuanto menos, y no tan extraña como puede parecer.
  • Hedonistas Una definición personal para aquellos kinksters que parecen disfrutar sinceramente de casi cualquier práctica sin concederle demasiada solemnidad y con cierta despreocupación.
  • Primal prey: Los que se identifican como primal se ven cómodos moviéndose por «instintos primarios», pero en realidad no deja de ser un rol interpretado. La impulsividad, agresividad, rough sex, mordiscos y demás son los fetiches principales, y esta es su vertiente de presa.
  • Primal predator: Los primal depredadores son la parte del cazador de la dinámica, reduciendo todo tipo de protocolo al mínimo para entregarse a las emociones impulsivas o crudas. Como cazador, el predator está obligado a imponerse a su presa, la prey, y someterla.
  • Hipnosis: Los procesos de condicionamiento mental son bien conocidos y están estudiados. Los acólitos de las sectas son un buen ejemplo. Por otro lado está la hipnosis clínica, que también está estudiada en profundidad. La hipnosis dentro del BDSM implicaría la introducción de triggers o pensamientos que desencadenarían sensaciones concretas. Hay ejemplos que se pueden trabajar seriamente, como el subspace o desencadenar orgasmos mediante diversos estímulos, pero en general todo lo que sea hipnosis en el BDSM y especialmente eso de la hipnosis via Skype es un cuento birmano.
  • Microgestión (Micromanagement): Una dinámica de control en la que la parte Top supervisa una parte importante, y consensuada, de todo lo que afecte al bottom en su vida diaria. Dieta, vestuario u horario de baño y sueño son los ejemplos más populares. Es también muy usado en relaciones a distancia u online.
  • Waterboarding y agua: Las dinámicas de control de respiración y asfixia se hacen populares y muchos bottoms ven con buenos ojos explorar cosas que deben practicarse con extremo cuidado. Los ahogamientos clásicos en agua, a ser posible estrictamente controlados por el Top, dejan paso a algunas prácticas sacadas directamente de los manuales de tortura de la CIA. El waterboarding simula un ahogamiento muy agobiante y puede provocar ataques de pánico e inconsciencia.
  • Asfixia (Breath play): La asfixia erótica es poco menos que un clásico atemporal, pero el destino de Kung-Fu y de muchos más cadáveres famosos y anónimos debería ponernos sobre aviso. Las presiones manuales o estrangulaciones, así como el uso de bolsas de plástico, deberían estar cronometrados para evitar situaciones desagradables y dolores de cabeza molestos. En cuanto a cintos y ahorcamientos, hay un enorme grado de responsabilidad en manos de la parte Top y algunos casos que he visto, con un Dom con una cuerda en una mano y un cubata en la otra, me ponen la piel de gallina.

Hay muchos más conceptos que se quedan en el tintero, y si alguien está interesado en alguno en particular y le gustaría saber más detalles solo tiene que pedirlo en el formulario de contacto o en los comentarios.

Y recordad que lo importante sigue siendo divertirse.